sábado, 17 de marzo de 2012

Día del trébol

Hoy es el día de San Patricio, el patrono de Irlanda. Y como homenaje, vamos a repasar aquí algunas películas que transcurren en ese país. 
Vamos a la tierra de los duendes, a ver si encontramos oro al final del arcoiris. 

1) En el nombre del padre (In the name of the father, 1993)

Basada en la historia real de Gerry Conlon (interpretado por Daniel Day-Lewis), acusado injustamente por un atentado terrorista ocurrido en Londres, en la peor época del IRA. Esta película, conmovedora si las hay, narra sobre todo, la relación de Gerry con su padre (Pete Postlethwaite), que termina encarcelado junto a su hijo y fallece en prisión.
Estrictamente hablando, no transcurre en su totalidad en Irlanda, ya que los juicios son en Londres, pero como los protagonistas son irlandeses, me pareció apropiada para el post. Además, no tiene desperdicio.




2) Año bisiesto (Leap Year, 2010)

Una comedia.
La muy versátil Amy Adams interpreta aquí a Anna, una chica oriunda de New York que quiere llegar a Dublin para proponerle matrimonio a su novio un 29 de febrero, siguiendo una tradición irlandesa, que dice que en ese caso el novio no se puede negar a la propuesta. Pero para llegar necesita que Declan, un joven irlandés (Mathew Goode) la lleve en su auto. Percances y enojos mediante, llegarán, pero también llegará el verdadero amor a colarse entre ellos. 
Imperdibles los paisajes, castillos, y esos viejitos de acento cerrado y sencilla sabiduría.



3) Playboys (The playboys, 1992)

En una villa rural irlandesa, en la década del '50, una joven soltera (Robin Wright) queda embarazada, y se niega a revelar la identidad del padre de su bebé. 
Por su belleza, incluso el policía del pueblo (Albert Finney) la desea. Pero todo se complica cuando llega una troupe de circo al lugar, y ella se enamora de uno de los integrantes (Aidan Quinn).




4) Despertando a Ned (Waking Ned, 1998)

Ned, un viejito que vive en un pequeño pueblo irlandés, muere de un infarto al enterarse de que ganó un premio millonario en la lotería. Todo el pueblo lamenta su pérdida, pero más lo lamentarían que el premio se perdiese, por lo que deciden que otro de los vecinos, Michael (David Kelly), reemplace a Ned para engañar a los fiscalizadores de la lotería y así repartir el dinero entre todos.
Más pueblos simpáticos, más viejitos sabios, más encanto irlandés.




 5) The Commitments (1991)

Esta comedia musical de Alan Parker cuenta la historia de Jimmy (Robert Arkins), que quiere crear una banda de soul en su Dublin natal. Logra convocar a los integrantes, pero pronto empiezan los problemas.
La justificación de Jimmy se explica en estas líneas: "los irlandeses son los negros de Europa, los dublineses son los negros de Irlanda, y los dublineses del Norte, somos los negros de Dublin. Por eso, decilo una vez, y decilo fuerte: soy negro, y estoy orgulloso".
Muy buena banda de sonido. Ésta va con música.







6) Michael Collins (1996)

Esta película de Neil Jordan cuenta la historia del líder revolucionario irlandés Michael Collins, y su participación en la controversial firma del tratado anglo-irlandés.
Un excelente reparto, que incluye a Alan Rickman, Aidan Quinn, y Julia Roberts.





7) El guardián (The Guard, 2011)

Protagonizada por Brendan Gleeson, es la historia de un policía irlandés (claro, de dónde estamos hablando) solitario, parco, utiliza métodos no del todo convencionales a la hora de desempeñar su trabajo y termina involucrado en un caso de tráfico de drogas que, a decir verdad, le importa un bledo.
En el marco de esa causa debe acompañar a un agente del F.B.I. en la investigación. El agente es negro, estadounidense y, claro, representa a una ley que no todos quieren respetar. La película no ahorra sutilezas a la hora de mostrar la xenofobia de la que son capaces los irlandeses cuando se les antoja. 
Una visión no tan idílica de la gente de la isla, en un filme muy interesante y bien interpretado por Gleeson.





Hasta aquí una incompleta lista de películas situadas en Irlanda.
Tal vez no hayamos encontrado oro, pero el recorrido no deja de ser interesante.

1 comentario:

  1. Una de mis tres películas favoritas, "La hija de Ryan", transcurre totalmente en Irlanda. Me gustaría, si no le importa, que la incluyera porque así podríamos ayudar a intentar recuperar esta gran joya del cine romántico que tan injustamente fue vapuleada por la crítica en su estreno.

    ResponderEliminar